Vida en el Espacio Exterior

lunes, 2 de agosto de 2010
La Ecuación del Dr. Frank Drake
Crédito: SETI League

La vida inteligente, de otras partes del Universo, puede haber intentado contactar con nosotros, pero quizá el mensaje aún no ha llegado. Es algo que debemos pensar, si existe o no vida inteligente en el Universo, además de la nuestra. En este punto de nuestra existencia, no hay ninguna prueba concreta que demuestre la existencia de otra vida inteligente, o aunque carezca de ella. Hay muchas teorías, muchas ideas flotando alrededor que tratan de ofrecer una idea reconfortante de la vida en el Universo.

La advertencia sobre estas teorías es que se basan en suposiciones y estimaciones basadas en la ciencia. Porque no importa cuanto nos esforcemos, solo hemos descubierto una pequeña porción del Universo e incluso, esa es una suposición. A fin de entender o comprender la probabilidad de nuestra existencia, y mucho menos, la existencia de otras especies, podemos recurrir a la teoría de la probabilidad sugerida por el famoso matemático británico, Roger Penrose. En esta teoría se suponen las probabilidades en contra de la existencia de vida en este planeta fueron del orden de 10 elevado a la potencia de 123 a 1. Eso es tan poco probable, que es casi imposible de comprender, pero ahí está.

Así que podemos parar allí y decir que nuestra creación fue un completo accidente y lo más probable es que no exista otra especia viva en el Universo. Sin embargo, las teorías no paran allí ni en nuestra imaginación. Aunque probablemente no sea igual que el escenario presentado en Star Trek: First Contact, donde tenemos un 'zumbido' pasando a través de la nave espacial, esto podría ser algo drástico para llamar la atención de alguien por ahí. Si bien esto es una historia de Ciencia Ficción, es razonable suponer que cualquier otra civilización, a años-luz de nosotros, tenga una sociedad en constante evolución.

Expresándolo de esta manera, nuestra Galaxia (La Vía Láctea) mide cerca de 100,000 añoz-luz. La Galaxia de Andrómeda, la más cercana y similar a la nuestra (a dos millones de años-luz). Así que, asumamos que hay otra especie con vida inteligente en la Galaxia de Andrómeda y hace dos millones de años decidieron  enviar un mensaje al espacio y ver si alguien emitía una respuesta. Bueno, hace dos millones de años, aquí era el fin del Plioceno, todavía estábamos a medio camino de la evolución, pero no hay manera de que ellos lo supieran. Así que, si recibimos el mensaje en la actualidad ¿qué complicaciones podemos tener?, en primer lugar ¿cómo respondemos? en segundo lugar, pues esa civilización es dos millones de años más avanzados que nosotros y en tercer lugar, pues quizá ya no existen.

Aún si tuviéramos un sistema compatible para emitir una respuesta, se tomaría cuatro millones de años hacer un viaje redondo para el mensaje, así que debemos tener algo muy bueno que decir.

Andrómeda es la Galaxia más cercana que está 'construida' en una forma similar a la Vía Láctea, esto es, pudiera sustentar (posible) vida. Sin embargo, puede haber muchas otras Galaxias que tengan una estructura que también sustente vida, pero, solo que no podemos verlas. Además, por más lejos que vayamos, si existe la vida o no, la comunicación con ellos podría ser un pequeño problema. A menos que tengamos el mismo nivel de avance, en cuyo caso, al menos estamos a dos millones de años antes de que podamos llegar a ellos.

Para plenamente suponer la posibilidad de vida inteligente en el Universo, podemos aplicar la ecuación de Drake, formulada por el fundador de SETI, el astrónomo Frank Drake, en 1961, la cual es un mosaico de trabajo de la conjetura y la suposición de Drake y sus colegas para predecir la vida en el Universo. Lamentablemente, no es más que conjeturas dado que algunos valores no se pueden conocer a ciencia cierta, y solo son suposiciones.Se trata básicamente de sentido, pero fresco a la vista. A saber, la ecuación:

N = El número de civilizaciones en nuestra Galaxia con la que la comunicación podría ser posible.
R * = La tasa media de formación de estrellas por año en nuestra Galaxia.
fp = La fracción de esas estrellas que tienen planetas.
ne = El número promedio de planetas que potencialmente pueden sustentar una vida por cada estrella que tiene planetas.
f = La fracción de lo anterior que en realidad llegan a desarrollar la vida en algún momento.
fi = La fracción de lo anterior que en realidad llegan a desarrollar vida inteligente.
fc = La fracción de civilizaciones que desarrollan una tecnología que libera signos detectables de su existencia en el espacio.
L = La longitud de tiempo en las cuales las civilizaciones liberan señales detectables hacia el espacio.

La ecuación, con las hipótesis de Drake en su lugar:

R* = 10 al año (10 estrellas se formaron al año, en promedio, durante la vida de la Galaxia).
fp = 0.5 (la mitad de todas las estrellas establecidas tendrán planetas).
ne = 2 (estrellas con planetas tendrán 2 capaces de desarrollar vida).
fl = 1 (100% de esos planetas que desarrollarán vida).
fi = 0.01 (1% en los cuales puede existir vida inteligente).
fc = 0.01 (1% en los cuales puedan tener la capacidad para comunicarse).
L = 10,000 años 
N = 10 X 0.5 X 2 X 1 X 0.01 X 0.01 X 10,000 = 10

Así que pretendamos que esos números son exactos, el valor final sería diez. Por lo tanto, podríamos deducir que hay diez civilizaciones en nuestra Galaxia con las cuales podríamos comunicarnos. Lo que hace esta teoría es ayudar a explicar a nuestros cerebros mamíferos que tal vez no estamos solos, que puede existir otra especie tan curiosa y confusa como nosotros.

Asumamos que existen alrededor de 50 mil millones de Galaxias que podemos ver (esta aproximación no esta lejos de lo que alcanzan a distinguir los telescopios modernos), y en cada una de estar hay miles de millones de estrellas. Tomemos esos miles de millones de estrellas (Según la asamblea general de la International Astronomical Union celebrada en 2003, alrededor de 70 sextillones), y supongamos que uno en un millón de esas estrellas se encuentra 'trabajando' un sistema planetario. Entonces, digamos que una en un millón tiene las condiciones suficientes para sustentar vida (un planeta clase "M" siguiendo con las referencias a Star Trek). Siendo un poco perezosos, y sin utilizar una calculadora ¿cuantos planetas quedan? ¿unas cuantas decenas de miles de millones aún? Es una hipérbole de cualquier manera, pero si usted, amable lector, en algún momento llega a sentirse solo, pues piense en estas suposiciones y quizá se sienta un poco mejor.

Por supuesto, al final, no hay manera de saber realmente en este momento si estamos o no realmente solos. Creo que es arrogante pensar que somos tan especiales que somos las única forma de vida inteligente en el Universo, pero bueno, hasta que no se demuestre lo contrario seguiremos siendo 'egoístas'.



Frank Drake

Para Saber Más





2 comentarios:

Antonio Valda dijo...

muy bueno, estas pequeñas lecturas hacen que la vida sea un poco mas interesante

Torjo Sagua dijo...

En efecto Antonio, esperemos que pronto sea exitosa esta búsqueda. Gracias por leer y comentar.

Saludos!

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.