Exitoso vuelo nocturno del Solar Impulse.

jueves, 8 de julio de 2010
El piloto y jefe ejecutivo de Solar Impulse, Andre Borschberg vuela en el avión prototipo de energía solar HB-SIA en su primer intento de vuelo nocturno, cerca del aeropuerto de Payerne el 7 de Julio de 2010.
Crédito: KEYSTONE/Dominic Favre/POOL/Solar Impulse

Después de volar por más de 26 horas continuas, el piloto André Borschberg aterrizó el avión prototipo impulsado con energía solar, el Solar Impulse HB-SIA, recibiendo vítores y aplausos en la base aérea de Payerne, en Suiza, después de completar con éxito el objetivo de volar durante la noche. Según Bertrand Piccard, presidente de Solar Impulse, hay potencia de sobra, con más de tres horas de energía solar restante recolectada en las baterías de litio. También comentó "Este es un momentos simbólico, volar por la noche utilizando únicamente energía solar es una manifestación impresionante del potencial que ofrecen las tecnologías limpias hoy, para reducir la dependencia de nuestra sociedad a los combustibles fósiles, estamos al borde del vuelo perpetuo".

Con un tiempo de vuelo oficial de 26 horas y 9 minutos, el avión de fibra de carbono ligera alcanzó una altitud máxima de 8,700 metros (28, 543 pies), con una velocidad máxima de 68 nudos, con una velocidad media de 23 nudos. El HB-SIA voló exclusivamente con energía solar, recolectada y almacenada durante el día.


Solar Impulse volando durante la noche.
Crédito: Keystone/POOL/Dominic Favre/Solar Impulse



"Durante todo el vuelo, me quedé allí sentado y miraba la carga de la batería y su aumento de nivel. Sentarse en un aeroplano que 'produce' más energía que la que consume es una sensación fantástica ", dijo Borschberg, CEO y co-fundador del proyecto Solar Impulse.

El Solar Impulse HB-SIA cuenta con 12.000 células solares integradas en sus alas de 64.3 metros (193 pies), y es un prototipo de avión que el equipo de Solar Impulse espera de la vuelta al mundo en un vuelo continuo en el 2012.


Solar Impulse pesa 1.600 kg (3.500 libras), y es propulsado por cuatro motores eléctricos.

"Nada puede impedirnos otro día y noche, y el mito del vuelo perpetuo", dijo un jubiloso Piccard en una conferencia de prensa posterior al vuelo.

Fuente:
Solar Impulse

4 comentarios:

Mario dijo...

Increíblemente interesante. Reducir la dependencia de combustibles fósiles debe ser el objetivo primordial de la humanidad en este instante.

Torjo Sagua dijo...

Así es Mario, pero mientras la extracción de estos siga siendo una fuente de dinero para muchos (empresarios y gobiernos), pues esto seguirá solo estando como intento, desgraciadamente.

Lord Duarth dijo...

Muy cierto Torjo, por el momento sólo seguirá siendo una "curiosidad" y no se le dará el justo valor.
Todos estos experimentos han demostrado la viavilidad de la transportación comercial y posiblemente humana. Esperemos que algún empresario visionario o loco (virgin, on'tas) apueste por este medio y empieze como fueron los inicios de la aviación comercial: transportando correo, digo en ésta época de globalización e información electrónica, entregar un paquete en un plazo de 1 semana, se ha vuelto razonable, aumentarle unos días y pagar una fracción del costo actual, puede muy bien ser el aliciente que le falte.
Y poniéndonos geeks, con el nombre del presiso de solar impulse, bien podríamos entrar a la "siguiente generación" XD

Torjo Sagua dijo...

Jajaja, cierto Lord Duarth, no había reparado en el dato Geek. Y bueno, si nos ponemos un poco exigentes, pues este tipo de tecnología podría extrapolarse, no solo limitarse a medios de transporte aéreos.

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.