"Coloreando" la Nube de Oort

lunes, 12 de julio de 2010
Una roja y distante Sedna
Crédito: NASA, JPL, Caltech

Es posible que si eventualmente observemos los objetos hipotéticos que componen la nube de Oort, estos sean de un color rojo profundo. Esta coloración sea probablemente el resultado de una mezcla de hielo y compuestos orgánicos, y puede representar restos de la materia primordial de la cual se formó el Sistema Solar.

Por otra parte, la amplia gama de colores que se encuentra en diferentes clases de objetos Trans-Neptunianos pueden ayudar a determinar su origen.

Las clases que se pueden observar en la actualidad incluyen a Plutón y objetos similares, denominados "plutoninos", los cuales están atrapados en una órbita de resonancia 2:3 con Neptuno, hacia el borde interior del Cinturón de Kuiper. Hay otros objetos de este Cinturón, capturados en amplia gama de proporciones de resonancia órbital, incluyendo "twotinos" que están atrapados en una resonancia 1:2 con Neptuno y que se encuentran en el borde exterior del Cinturón de Kuiper.

Por otro lado, la mayoría de los objetos en el Cinturón de Kuiper (KBO, siglas en inglés) son "cubewanos" (denominados así después de que se descubrió el primero, llamado QB1), los cuales son también conocidos como KBO 'clásicos'. Estos no están (obviamente) en resonancia orbital con Neptuno, y sus órbitas solares son relativamente circulares y muy retirados de la órbita de Neptuno. Hay dos poblaciones de cubewanos, aquellos que tienen una pequeña inclinación y los que tienen una mayor de 12 grados, con respecto al plano orbital medio del Sistema Solar.

Más allá del Cinturón de Kuiper se encuentra el Disco Disperso (o Disco Difuso, como también se le conoce), el cual contiene objetos con órbitas elípticas muy excéntricas. Así, aunque pueden tomar cientos de años para llegar, el perihelio de muchos de estos objetos es muy cercano al Sol, por ello se sugiere que esta región es la principal fuente de cometas de periodo corto.


Ahora bien, hay una gran cantidad de objetos Trans-Neptunianos por allí, y no todos han sido observados a detalle. pero los estudios realizados hasta la fecha, sugieren las siguientes tendencias:

  • Los Cubewanos con poca inclinación o excentricidad son de un color rojo profundo.
  • Los Plutinos, objetos del Disco Disperso y los Cubewanos con una inclinación muy alta tienen una coloración roja más ligera.

Más allá del Disco Disperso se encuentran más objetos, los cuales (es una propuesta) entran en el concepto de Objetos del Disco Disperso Extendido (o Destacado), que están claramente separados de la influencia de los planetas jovianos. El mejor ejemplo es Sedna.

Sedna y otros objetos Trans-Neptunianos, son, en ocasiones, referidos de forma especulativa como integrantes de la Nube de Oort. Así que, si solo de buena voluntad asumimos que una cantidad precaria de datos es representante de una amplia (e hipotética) población de objetos en la Nube de Oort, entonces, al igual que Sedna, todos son de un color rojo profundo.

Y, mirando hacia atrás, el color rojo ligero de los objetos Trans-Neptunianos es consistente con el color de los cometas, centauros (objetos que quizá se conviertan en cometas), y los damocloides (objetos que se estima fueron cometas).

Basándonos en esto, es tentador asumir que el color rojo profundo es el color de la materia primordial con la que se formó el Sistema Solar, pero, es un color que se desvanece cuando se expone a luz solar moderada, algo que parece suceder con los objetos que se desvían hacia al interior de la órbita de Neptuno. Así que tal vez, todos esos objetos 'desvanecidos' con órbitas inclinadas solían existir más cerca del Sol, pero fueron arrojados al exterior, durante la 'Primera Migración Planetaria', maniobrada por los gigantes gaseosos.

¿Y los objetos de color rojo primordial? Tal vez sea tholin congelado (compuestos orgánicos de nitrógeno enriquecido, producidos por la irradiación de nitrógeno y metano), el cual no ha sido irradiado por nuestro Sol, quizá son el remanente de la nube de polvo brillante que una vez fue nuestro "vivero estelar". Ah, pero cuan fértil es nuestra imaginación, que con tan pocos datos, podamos crear tantas historias.

Para Saber Más:

Scott S. Sheppard

Wikipedia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.