El Hubble se adentra en dos recientes misterios de Júpiter

martes, 29 de junio de 2010

Júpiter tiene algunos misterios en estos días. Entre una franja ecuatorial que ha desaparecido y un impacto que no dejó una marca, los astrónomos decidieron que tenían que colocar al telescopio espacial Hubble en el caso. Nuevas y detalladas observaciones del venerable telescopio espacial han aportado algunas ideas acerca de estos dos sorprendentes acontecimientos recientes.


El 3 de junio de 2010, a las 2231 (CEST)el astrónomo aficionado Anthony Wesley (Australia) vio un destello de dos segundos de duración de la luz en el disco de Júpiter, y grabó el evento. En Filipinas, el astrónomo aficionado Chris Go confirmó que había grabado de forma simultánea el evento transitorio en el vídeo. Wesley fue también el descubridor del hoy mundialmente famoso impacto 07 2009.


Los astrónomos de todo el mundo sospechaban que algo significativamente grande debió haber colisionado con Júpiter, para lanzar un destello de energía lo suficientemente brillante para ser visto aquí en la Tierra, (770 millones de kilómetros de distancia, aproximadamente). Pero no se sabía cuan grande era o cuanto había penetrado en la atmósfera. En las últimas semanas ha habido búsquedas en curso para el patrón "negro como los ojos" que indique hay marcas profundas de impacto.

Los astrónomos del Hubble voltearon la Cámara de Campo Amplio 3, a bordo del Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA el pasado 7 de junio, y no encontró ninguna señal de residuos por la parte superior de las nubes de Júpiter. Esto significa que el objeto no descendió por debajo de las nubes y explotó como una bola de fuego. Si esto pasó, entonces restos de hollín oscuro habrían sido expulsados y se habrán dispersado en las nubes.

En cambio, el destello se cree que proviene de un meteorito gigante ardiendo por encima de las nubes de Júpiter, el cual no se clavo a una profundidad suficiente en la atmósfera para estallar y dejar atrás cualquier nube de residuos, según lo visto en anteriores colisiones en ese planeta.

"Las cimas de las nubes y el lugar del impacto habrían aparecido oscuras en el ultravioleta y visible debido a las imágenes de los residuos de una explosión", dijo Heidi Hammel, miembro del equipo del Space Science Institute, en Boulder, Colorado. "No vemos ningún elemento que tuviera esas características distintivas en las proximidades sabe del impacto, lo que sugiere que no había gran explosión y tampoco una 'bola de fuego' ".

Manchas oscuras 'viciaron' la atmósfera de Júpiter, cuando una serie de fragmentos del cometa Shoemaker-Levy 9 impactó contra Júpiter en julio de 1994, y un área similar oscura se formó en julio de 2009, cuando (se sospecha) un asteroide chocó contra Júpiter. La última intrusión se estima es de sólo una fracción del tamaño de los objetos anteriores y se cree que ha sido un meteorito.


Así que, viéndolo desde un punto de vista, Wesley y Go tuvieron la suerte de haber descubierto el destello.

"Las observaciones de estos impactos son una ventana al pasado, de los procesos que formaron nuestro Sistema Solar en sus primeros años", dijo el miembro del equipo Leigh Fletcher de la Universidad de Oxford, Reino Unido. "Al comparar los dos colisiones (2009 y 2010) se espera que aporten una nueva comprensión en los tipos de procesos de impacto en los Sistemas Solares exteriores, y la respuesta física y química de la atmósfera de Júpiter a estos acontecimientos sorprendentes".

Desde que el Hubble está apuntando a Júpiter, los astrónomos aprovecharon la oportunidad para conseguir una mirada de cerca a los cambios en su atmósfera tras la desaparición de la nube oscura conocida como Cinturón Ecuatorial Sur hace varios meses. Desde la vista del Hubble, una capa ligeramente a mayor altitud que las blancas nubes de cristal de amoníaco parece oscurecer las profundas y más oscuras nubes del Cinturón. "El pronóstico del tiempo para el Cinturón Ecuatorial Surde Júpiter : nublado con la posibilidad de amoniaco", dijo Hammel.

El equipo predice que estas nubes de amoníaco, deben eliminarse en pocos meses, como lo han hecho en el pasado, debe comenzar con una serie de puntos oscuros como aquellos observados por el Hubble a lo largo del límite de la zona sur tropical.




"Las imágenes del Hubble nos dicen que estos puntos son los agujeros resultantes de corrientes descendentes. A menudo vemos este tipo de agujeros cuando un cambio va a ocurrir ", dijo Amy Simon-Miller del Goddard Space Flight Center. "La última vez que el Cinturón Ecuatorial Sur desapareció, fue a principios de 1970. No hemos sido capaces de estudiar este fenómeno a este nivel de detalle antes ", agregó Simon-Miller. "Los cambios de los últimos años se suman a una base de datos extraordinaria sobre los cambios dramáticos en las nubes de Júpiter."


Para Saber Mas:
Hubble sees Jupiter change its stripes

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.